Melchorita

Melchorita Saravia

Inicio » Biografías » Melchorita Saravia

Melchorita o Melchora Saravia Tasayco, nació el 6 de enero de 1897 en el pueblo de San Pedro de Grocio Prado, perteneciente a la provincia de Chincha (Ica), en el seno de una humilde familia de artesanos tejedores. Desde muy niña aprendió dicho oficio y se dedicó a elaborar canastas, petates, bolsos y esteras con caña, totora, junco y carrizo. Profundamente devota no perdía oportunidad de ir a Chincha a visitar los templos y en su San Pedro nativo su vida transcurría entre el trabajo y la oración. Las virtudes cristianas calaron profundamente en su alma y se impuso como deber visitar a los enfermos y socorrer a los pobres, siendo ella también muy pobre. La vida admirable de esta santa mujer le granjeó el respeto de los sampedranos y a su humilde vivienda acudían todos en busca de consejo, ayuda física y fortaleza espiritual. La fama de Melchorita comenzó en vida.

El año 1924, 15 de agosto el presbítero, Miguel Gamarra del convento Franciscano de Ica admitió a la aun joven Melchorita al noviciado de la Tercera Orden Franciscana en Grocio Prado. Posteriormente en las Actas de la hermandad aparece nombrada para el cargo de consejera o discreta vicaria del Culto el 31 de enero del año de 1946.
Terciaria franciscana, construyó en su casa una ermita, a imitación de Santa Rosa de Lima. Allí queda aún su tosco camastro, donde los devotos se recuestan en busca de algún milagro. Murió, víctima del cáncer, el 4 de diciembre de 1951. Aunque las autoridades eclesiásticas lo prohíben, todos sus devotos la llaman beatita Melchorita y se cuenta que tanto en vida como después de muerta se obran hechos portentosos bajo su advocación. Su tumba, ubicada en la sección Santa Elena (C-33) en el cementerio de Chincha, es también muy visitada.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
4 votos, 3,25 de 5 estrellas