José Antonio de Mendoza Caañamo

José Antonio de Mendoza Caamaño

Inicio » Biografías » José Antonio de Mendoza Caamaño

José Antonio de Mendoza Caamaño, tercer marqués de Villagarcía y XXIX virrey del Perú. Hijo primogénito de don Antonio Domingo de Mendoza Caamaño, marqués de Villagarcía, señor de la casa de Rubianes, y de doña Juana Ibáñez de Ribera, señora de la villa de Vegas. Nació en Villagarcía de Arosa (Pontevedra) en 1675. Caballero de la orden de Santiago y gentilhombre de cámara del rey Felipe V, fue asimismo embajador en la república de Venecia. Nombrado en 1735 para ocupar el virreinato del Perú y la presidencia de la audiencia de Lima, se embarcó en Cádiz a bordo del navío de guerra “El Conquistador” y llegó a la sede de su nuevo destino el 4 de enero de 1736. Su gestión se caracterizó por ser ordenada y honesta, y contó con la asesoría del limeño Pedro José Bravo de Lagunas.José Antonio de Mendoza prestó amplia cooperación y apoyo a los trabajos de la expedición científica francesa, a cargo de Carlos María de la Condamine, que vino con el objetivo de medir en Quito los grados del meridiano, y a la cual se incorporaron los marinos españoles Jorge Juan y Antonio de Ulloa. Asistió en diciembre de 1736 al auto de fe en el que se quemó viva a la judaizante María Ana de Castro, última persona en ser condenada a la pena capital por la Inquisición de Lima. En cumplimiento de la real cédula de 1739 restableció, de modo definitivo, el virreinato de Nueva Granada, desmembrando así la jurisdicción de Quito del territorio peruano. Combatió al almirante inglés Edward Vernon (1739), recuperando la plaza de Portobelo, en el istmo de Tierra Firme, que había sido tomada por éste; y al pirata George Anson, responsable de la ocupación y saqueo de Paita en noviembre de 1741, echando a pique cinco buques que en el puerto había e incendiando la población antes de abandonarla.
En este tiempo, además, se elevó a la categoría de parroquia la iglesia de San Lázaro (hoy en el Rímac); se desplomó el rico mineral de Potosí; se establecieron nuevos impuestos para la guerra; se encargó al cosmógrafo Cosme Bueno que hiciese la descripción de las provincias del virreinato; hubo un gran terremoto en Valdivia y se fundaron las villas de San Fernando y Santa Cruz de Triana, en el reino de Chile. En 1742 estalló la rebelión del caudillo indígena Juan Santos Atahualpa, quien se sublevó en Chanchamayo y Sacramento, y se mantuvo por varios años en plan de resistencia, enarbolando la bandera de los incas.
El virrey José Antonio de Mendoza entregó las insignias de mando el 12 de julio de 1745 a su sucesor, el conde de Superunda. Se embarcó para regresar a España en el navío “Héctor”, tomando la ruta recientemente habilitada del cabo de Hornos. Pero tuvo la mala fortuna de perecer en altamar, frente a la laguna de Mangueira (Brasil), el 14 de diciembre de 1745, cuando contaba 79 años de edad. Estuvo unido en matrimonio con doña Clara María de Barrionuevo y Monroy, marquesa de Monroy.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votos aún) ¡Sé el primero!