Xavier Abril

Xavier Abril

Inicio » Biografías » Xavier Abril

El escritor Xavier Abril nace en Lima el 4 de noviembre de 1905. Hijo de Carlos Abril Borgoño y de Amalia de Vivero Merino, quienes conformaban una familia tradicional de amplios intereses culturales. Comienza sus estudios en el colegio Alemán, entre 1911 y 1923; allí tiene como compañeros a Estuardo Núñez, Emilio A. Westphalen y Martín Adán. Finaliza su instrucción en el colegio San Agustín y en el Instituto Lima. A los 19 años imprime la revista Pegaso, que publicó un solo número. Frecuenta el selecto círculo cultural del poeta José María Eguren, en Barranco. Desde 1926 a 1930 colaboró en la revista Amauta de José Carlos Mariátegui. En 1926 se traslada a España. Allí cursará varias materias en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, hasta 1927. Participa entusiasta en la vida cultural del momento, haciendo frecuentes visitas al museo del Prado. En julio de aquel año realiza un viaje a París, que sería decisivo.

Regreso al Perú

Retorna al Perú en 1928. Ingresa a la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Mayor de San Marcos y a la de Letras (1929). Insatisfecho por la enseñanza imperante, vuelve a Europa. Radica en España por segunda vez (1930). Entonces colabora asiduamente en la revista Bolívar, fundada y dirigida por su hermano Pablo. Al mismo tiempo publica sus críticas literarias en El Sol y Ediciones Ulises lanza la primera edición de su libro titulado Hollywood (1931), novela poética que ha sido comparada a La casa de cartón de Martín Adán. El mismo año es designado coeditor de la revista Front -revista trilingüe- editada en Amsterdam.

Vida en Europa y América

En 1932 pasa el verano entre Lisboa y Estoril, donde corrige las pruebas de su obra Difícil trabajo, que tres años más tarde publicaría la editorial Plutarco de Madrid. Ese año conocería el Marruecos español y Tánger. Funda (1933), en compañía de Rafael Alberti, la revista Octubre, de tendencia socialista y prologa la obra Consignas del citado poeta andaluz. Xavier Abril colabora en diversos periódicos españoles, como Frente, Pueblo y Mundo obrero. Cuando se produce la huelga general revolucionaria en Madrid y el resto de España, los guardias de asalto destruyen sus libros y originales. Es conminado a abandonar la península. Parte a París a fines de 1934. Frecuenta a los poetas surrealistas Andró Bretón y Paul Eluard. El 16 de febrero de 1936, en vísperas de las elecciones españolas, publica un mensaje dirigido a los intelectuales, a fin de movilizarlos para la lucha política. En Marruecos visita Ceuta, Tetuán, Tánger, Fez y Casablanca. Retorna a Madrid y ofrece una lectura de sus poemas y una conferencia sobre los mismos en El Ateneo de Madrid.
Cuando prepara un nuevo viaje a París, estalla la guerra civil española. En Francia escribe sus apuntes de la guerra. En Lima publica el año 1937 su libro de poemas Descubrimiento del alba. El libro fue seleccionado por el gran novelista irlandés James Joyce cuando tuvo que reducir significativamente su biblioteca; después de su muerte aún se encontraba allí. En 1938 fallece Cesar Vallejo. Xavier Abril organiza en Lima (1940) un homenaje a su memoria en el auditorio del Campo de Marte, con la participación de la Orquesta Sinfónica Nacional, dirigida por Theo Buchwald. Partirá al año siguiente para Chile, invitado por el ministerio de Relaciones Exteriores del país vecino. Recorre todo el extremo sur del país. A fines de 1941 parte hacia Buenos Aires, donde es agasajado por el Pen Club, junto con Baldomero Fernández Moreno y Conrado Nalé Roxlo. Regresa al Perú por la vía del estrecho de Magallanes.

Residencia en Uruguay

En 1950 visita por primera vez Montevideo, lugar donde radicará hasta su muerte. Se casa con la pintora uruguaya Sara Acosta. Servirá como agregado cultural de la embajada peruana, ad-ho-norem desde 1958 a 1972, y contratado de 1972 hasta su deceso.

Obras de Xavier Abril

Se han ocupado de su obra, con admiración, distinguidos escritores como Jean Cassou, Jules Supervielle, Marcel Brion, Benjamín Jarnés y Melchor Fernández Almagro. El poeta colombiano Eduardo Carranza ha opinado lo siguiente sobre la poesía de Abril: “Dos libros suyos, Difícil trabajo y Descubrimiento del alba constituyen los más hermosos documentos surrealistas del idioma castellano. Allí está cabalmente lograda la tentativa y aventura de Eluard y André Bretón (…) Un conocimiento cabal de las literaturas europeas y una ejemplar formación clásica y humanística prestan a la poesía de Xavier Abril una lograda atmósfera de nitidez y una exacta expresión sin titubeos”.
Abril ha sido traducido al inglés, francés, italiano, portugués, húngaro, ruso y griego. Se incluye su nombre en las principales antologías de poesía hispanoamericana de vanguardia. En Lima ha colaborado en los diarios La Prensa y El Tiempo. La bibliografía de Abril está conformada por: Hollywood (Madrid, 1931); Difícil trabajo (Madrid, 1935), libro que reúne su producción poética desde 1923 a 1935; Descubrimiento del alba (Lima, 1937), considerada por muchos como su mejor obra; Antología de César Vallejo (Buenos Aires, 1942); La pintura de Bob Gesinus (con Ernesto Sábato, Buenos Aires, 1949); Vallejo: ensayo de aproximación crítica (Buenos Aires, 1958); Breve antología de la poesía moderna hispanoamericana (Bahía Blanca, 1960); Dos estudios: Vallejo y Mallarmé (Bahía Blanca, 1960); César Vallejo o la teoría poética (Madrid, 1963); Eguren, el oscuro (Córdoba, 1970); Exégesis trílcica (Lima, 1980); Declaración de nuestros días (Montevideo, 1987); La rosa escrita (Montevideo, 1988). La producción postuma de Abril es considerable y comprende 55 años de oficio, desde la poesía “comprometida” hasta poemas herméticos y sugerentes, con huellas de la poesía tradicional española, la del Siglo de Oro y la poesía “pura” francesa. Jorge Kishimoto -albacea literario del poeta- ha editado la novela surrealista El autómata -escrita en la década del treinta-, en la antología Narrativa peruana de vanguardia (Lima, 1993). La escritora uruguaya María Luz Canosa publica en Montevideo el año 1994 el libro Poesía inédita (1921-1976), que incluye los poemarios Experiencia de París (1927-1935), Retratos de mujeres (1934), El gran onírico (1945), La estatua obscura (1949), Pausa (1951-1957) y Al cisne (1958), además de otros poemas sueltos. Quedan aún por publicar poemas inéditos y un abundante epistolario con las más destacadas figuras de la vanguardia en América y Europa.
Xavier Abril falleció el 1 de enero de 1990 en Montevideo (Uruguay) y, poco antes, fue condecorado por el gobierno del Perú, en consideración a su infatigable aporte a la cultura nacional.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votos aún) ¡Sé el primero!