manto cultura chancay

Los textiles de la Cultura Chancay

Inicio » Periodo Autóctono » Los textiles de la Cultura Chancay

La cultura Chancay destaca por la variedad de técnicas y la belleza estética de sus textiles. Se ha encontrado telas pintadas que parecen verdaderas obras de arte moderno, delicadas y finas gasas, retículas y encajes, estupendos tapices y tejidos con bordados, brocados y plumas; todos ellos expresan en su iconografía la cosmovisión de la cultura Chancay.

Las telas pintadas

Las composiciones suelen representar a personajes, animales y símbolos hechos con trazos muy directos y simples, que a veces trasmiten un candor casi infantil.
Otras composiciones más complejas manifiestan un patrón de imágenes míticas características de su cultura. Destacan la serpiente bicéfala y las olas del mar.
Según el investigador Arturo Jiménez Borja,la serpiente de dos cabezas simboliza el cielo o el cosmos. En general, representa el concepto de dualidad presente en la mayoría de las culturas del antiguo Perú.
Algunas de las telas pintadas tienen un centro alrededor del cual gira el resto de la composición. Otras pueden ser vistas desde cualquier ángulo.
Los colores que utilizan son terrosos y los contornos casi siempre son negros o marrón oscuro. Algunas telas se asemejan a las mejores composiciones de maestros contemporáneos de la talla de Joan Miró, Paul Klee y Pablo Picasso.

Retículas y encajes

El tejido reticulado se confecciona cruzando perpendicularmente pares de urdimbres con pares de tramas que por la firmeza que adquieren dan la impresión de ser impecables telarañas. Sobre este retículo la aguja solía bordar figuras de peces, aves, monos y divinidades formando un nuevo efecto llamado encaje.

Costumbres funerarias

Los entierros chancay son típicos por el uso de fardos funerarios que continúan la tradición difundida en el Horizonte Medio.
El cuerpo del difunto era colocado en posición flexionada y envuelto en un textil llano de algodón. En torno a éste se ponía material vegetal, cáscaras y hojas que servían como relleno para dar forma al paquete. En algunos casos el fardo era cubierto con una red de totora.
Otra costumbre fue la de colocar sobre los fardos una falsa cabeza, encima de la que se pintaba un rostro y una nariz de madera.
Estos entierros eran famosos por la gran variedad de ofrendas de cerámica que se colocaba en Ios distintos niveles, al frente y a los lados del fardo: cuchimilcos, chinas, platos, cántaros, canastillas con utensilios para tejer y mates pirograbados.

manto funerario cultura chancay
Manto funerario de la Cultura Chancay

Los mantos de plumas

En los mantos de plumas de la cultura Chancay se encuentra una sinfonía de colores curiosamente ausente en su cerámica.
La técnica usada consiste en insertar pluma tras pluma a un hilo principal que luego se cose a una tela. Arturo Jiménez Borja observó que al mirar el revés de una tela enriquecida con plumas se ven las puntadas que insertan el hilo madre emplumado a la tela.
A diferencia de los tapices europeos que sólo eran trabajados por un lado, los del antiguo Perú servían de atuendo y, por lo tanto, ambos lados eran trabajados con mucho esmero.
Característica de los tejidos chancay son las guardas de flecos en la parte superior e inferior o a los lados de la tela.

La iconografía de los textiles de la Cultura Chancay

Al igual que en la textilería chimú, la iconografía chancay presenta a una deidad principal que también podría evocar al Dios de los Báculos de la Portada del Sol en Tiahuanaco. Esta deidad es representada con los brazos extendidos a cada lado mostrando las palmas de las manos, con las piernas flexionadas y los pies mirando hacia afuera. Suele tener un penacho de plumas y orejeras. Su expresión no es nada agresiva, más bien trasmite paz y serenidad.
A diferenda de las telas pintadas, en los tapices chancay la iconografía es más rígida y simétrica. A veces emplean la imagen en serie. Son frecuentes las representaciones de pájaros, peces, felinos, perros y monos; también las figuras escalonadas en chevrón, la decoración geométrica en zigzag y los diseños de dameros.
William Reid concluye que la cultura Chancay es la más naif del antiguo Perú y tal vez la más propensa a emplear imágenes que evocan de manera espontánea y directa un ambiente de inocencia y pureza, como si las imágenes fluyeran de la actitud abierta del subconciente de un niño.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, 5,00 de 5)