huaca las ventanas cultura lambayeque

Las tumbas en la Cultura Lambayeque

Inicio » Periodo Autóctono » Las tumbas en la Cultura Lambayeque

La riqueza del entierro expresaba la posición social del difunto. Aunque se han investigado pocas tumbas de la cultura Lambayeque se sabe que existieron diferentes tipos. Parece que su forma y profundidad dependieron solamente del terreno en el que fueron construidas y no de quién era el difunto. Lo contrario ocurría con su ubicación, que se determinaba de acuerdo a ciertos ejes que parecen expresar la posición social o las relaciones de parentesco.
La cantidad y calidad de objetos enterrados con los muertos a manera de ofrendas varía mucho. Hay los que tienen cerámica fina y metales valiosos; y los que tienen cerámica burda y metales menos cotizados. Los más ricos fueron enterrados generalmente en posición flexionada, mientras que los pobres se enterraban extendidos.

La Huaca Loro

Una de las tumbas más ricas e interesantes fue excavada por el arqueólogo Izumi Shimada en la huaca Loro, en Batán Grande, ubicada al costado de la larga plataforma en el lado norte. Se trataba de un gran pozo rectangular de 12 m. de profundidad, con 7 nichos construidos en sus cuatro lados. En ella se enterró a un hombre que debía tener entre 40 a 45 años, acompañado por dos mujeres jóvenes y dos niños.
El individuo principal estaba flexionado como sentado, pero fue colocado en posición invertida de manera que sus piernas quedaron hacia arriba. No se conoce la razón de esta posición. Llevaba puesta una máscara de oro, orejeras y largos aretes, a semejanza del dios de Lambayeque. Se colocaron cerca a él una serie de adornos personales, así como estandartes e insignias.
Sobre este hombre y las dos mujeres se colocaron gran cantidad de ofrendas: unas 21 vasijas de cerámica fina, tumis, estólicas, atados y objetos de cobre. Un poco más arriba se puso una litera de madera en la que posiblemente era transportado el hombre en vida. Un depósito de madera contenía un verdadero tesoro compuesto por coronas, tocados en forma de tumi, sonajas y otros objetos de oro. También había una agrupación de conchas spondylus y otra de conchas de conus. Las conchas eran más grandes que la mayoría de esas especies. No sólo se colocaron objetos acabados de metal, también se puso residuos o restos de ellos.
El más grande de los nichos laterales, el que tenía la tumba, contenía máscaras y objetos de oro, así como cientos de cuentas de sodalita, amatista, ámbar, cristal de cuarzo y spondylus que formaban preciosos collares.

huaca loro cultura lambayeque
Huaca Loro

Huaca Las Ventanas

Una tumba diferente fue excavada en la huaca Las Ventanas. Tenía forma de pirámide escalonada invertida y alcanzaba 12 metros de profundidad. Se encontraron nueve cuerpos de mujeres adultas en posición sentada; allí no existía un personaje central.
El rasgo que más llama la atención es la presencia de telas pintadas que, sujetadas a láminas de metal, forraban gran parte del interior. Las telas habían sido recubiertas con una delgada capa de yeso y luego pintadas. Allí está representada la cosmovisión de la cultura Lambayeque. Se ve al dios Lambayeque con un tumi en la mano y una cabeza trofeo en la otra. Lo flanquean olas marinas estilizadas, el sol y la luna. Todas las telas tienen escenas religiosas.

pintura restaurada huaca las ventanas cultura lambayeque
Pintura restaurada de la Huaca Las Ventanas
¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, 5,00 de 5)