Oscar R. Benavides

Oscar R. Benavides

Inicio » Biografías » Oscar R. Benavides

Oscar R. Benavides Larrea, fue Presidente de la República entre 1914-1915 1933-1939. Hijo de José Miguel Benavides y Gallegos y de Erfilia Larrea y Loredo, nació Óscar Raymundo Benavides Larrea el 15 de marzo de 1876, en el tradicional ambiente de los Barrios Altos, y murió el 2 de julio de 1945. Inició sus estudios en el colegio Nuestra Señora de Guadalupe (1884) y los culminó en Chincha debido a los trastornos ocasionados por la guerra con Chile. Se matriculó en la Escuela Militar (1890) en calidad de cadete y fue espada de honor de su promoción. Pronto fue comisionado a servir en la brigada de artillería “2 de Mayo” del cuartel de Bellavista (1895). Perteneció a los batallones “Callao N° 5” y al “Ayacucho” N° 3, hasta que cursó estudios en la Escuela Superior de Guerra y de matemáticas en la facultad de Ciencias de la Universidad de San Marcos (1905). Debido a sus calificaciones fue promovido a sargento mayor (1906) y enviado a Francia a completar su formación militar (1907). Ya como teniente coronel (1909) participó en maniobras con el ejército francés y se encargó de gestionar una compra de armamentos en Austria y Alemania (1910). A su regreso fue comisionado al batallón N° 9 de Chiclayo. Desde allí tuvo que acudir a Iquitos, vía Cajamarca y Chachapoyas, a la defensa de La Pedrera, en la margen izquierda del río Caquetá, donde salió victorioso con sus tropas. Recibió el ascenso a coronel (1911) y, afectado por algunas enfermedades tropicales, partió a restablecerse a Europa; a su regreso fue recibido como héroe nacional.

Colaboración en el golpe de estado al presidente Billinghurst

Oscar R. Benavides fue jefe del estado mayor del Ejército y se negó a secundar el intento del presidente Billinghurst de cerrar el Congreso (1914). Por ello fue depuesto y encabezo, con la ayuda de los civilistas, el golpe que derribó aquel gobierno inaugurando una transitoria junta gubernativa que celebró elecciones en 1915; así se restableció el orden constitucional y José Pardo y Barreda asumió la presidencia de la República por segunda vez. Viajó luego a Europa como observador en la primera guerra mundial y defendió los derechos del Perú sobre el problema de Tacna y Arica en la Conferencia de Versalles (1919).

Oscar R. Benavides con oficiales peruanos
Oscar R. Benavides con oficiales peruanos

Destierro de Oscar R. Benavides

Fue opositor y persecución al régimen de Augusto B. Leguía, por lo cual renunció a su cargo de ministro plenipotenciario del Perú en Italia (1921) y se apartó de toda actividad pública, incluso a su llegada a Lima. Fue acusado, sin embargo, de conspirar contra el régimen y, con otros opositores, fue desterrado a Australia. Con la ayuda de los demás exiliados, lideró una sublevación obligando a enrumbar la nave del destierro hacia Costa Rica. Pasó a Guayaquil, pero ante la imposibilidad de ver derrocado a Leguía y de actuar en el Perú, viajó a Europa manteniendo siempre contacto con los opositores al régimen leguiísta. Cuando triunfa la revolución de Luis M Sánchez Cerro y cae Leguía (1930), es nombrado ministro plenipotenciario en España. Por motivos familiares retorna al país, observa las elecciones de 1931 y, al ver triunfador a Sánchez Cerro, retorna a Madrid a reasumir sus funciones diplomáticas (1931); luego ocupó el mismo cargo diplomático en Londres (1932).

Nombramiento de Oscar R. Benavides como Presidente de Perú

Fue llamado por el gobierno peruano debido al conflicto con Colombia y nombrado director del Consejo de Defensa Nacional (1933) pero, ante el asesinato del presidente Sánchez Cerro, el Congreso Constituyente lo eligió presidente constitucional de la República. Su lema de gobierno fue “Orden, Paz y Trabajo”. Decretó una amnistía general, liberando a los presos políticos, permitiendo la circulación de diarios clausurados y reabriendo la Universidad de San Marcos; el APRA, sin embargo, se negó a colaborar con las intenciones de su régimen por considerarlas ajenas a la ideología del partido. En el campo internacional firmó un acuerdo con Colombia sin menoscabo de la dignidad nacional (1934), el mismo que fue ratificado en Lima durante la Octava Panamericana. El gobierno de Oscar R. Benavides debía durar hasta el 8 de diciembre de 1936, pero las elecciones se desenvolvieron en un clima tal de violencia y graves complicaciones, que llevaron a su nulidad y a la prórroga del mandato de Oscar R. Benavides por tres años, mediante ley del 13 de noviembre del año mencionado. Dotó de moderno armamento al Ejército, Marina y Aviación, edificó cuarteles y reglamentó el Servicio de Movilizables ante cualquier peligro de seguridad nacional. Entre otras obras de su gobierno tenemos el restablecimiento del crédito exterior; la construcción del terminal marítimo y dique seco del Callao; la construcción de la carretera Panamericana y de la carretera Central hasta Tingo María, declarándose el libre tránsito por el territorio nacional; la edificación de los actuales palacios de Gobierno y Justicia, ambos en Lima; la construcción de barrios obreros y de restaurantes populares; la creación del Seguro Social Obrero; la promulgación del Código Civil de 1936; y la preparación del Censo General que fue realizado recién en 1940 durante el siguiente gobierno.

Presidente Oscar R. Benavides
Presidente Oscar R. Benavides

Participación política después de Presidente del Perú

Al término de su mandato fue honrado con el título de mariscal del Perú por el presidente Manuel Prado (1939) y pronto fue acreditado embajador del Perú en España (1940) y Argentina (1941).
A su retorno al país (1944) colaboró en la formación del Frente Democrático Nacional que lanzó la candidatura de José Luis Bustamante y Rivera a la presidencia de la República; murió cuando el triunfo de Bustamante había sido confirmado (1945). Contrajo matrimonio con Francisca Benavides Diez Canseco y tuvo como hijos a Francisca, María, Oscar y José Benavides y Benavides.

¿Te ha sido útil este artículo?
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
3 votos, 2,33 de 5 estrellas